Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Balotaje: Macri y Scioli

Balotaje: Macri y Scioli
Gabriel D'Angelo

A pocos días del balotaje existe una diferencia proporcionalmente contraria entre el candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, y el del Frente para la Victoria, Daniel Scioli.

Por un lado, el actual jefe de gobierno aparece en las encuestas con más chances de ganar pero en caso de perder su capital político no se vería tan golpeado. Mientras que el actual gobernador bonaerense aparece con menos posibilidades de vencer en las encuestas pero tiene más para perder en el contexto político nacional. Macri más posibilidades de ganar y menos poder político para perder, y Scioli con menos chances de vencer y más capital político por perder. Veamos.

En primer lugar, a Mauricio Macri todas las encuestas lo dan arriba de su contrincante. Los números son alentadores para él ya que lo muestran con una ventaja que oscilaría entre ocho y doce puntos según la consultora que realice el relevamiento.

El gran interrogante que dejó la primera vuelta fue descifrar hacia dónde irían los votos que obtuvo Sergio Massa. Según los análisis de estas horas, se dividirían en dos tercios para el ingeniero y solamente uno para el licenciado en Comercialización. Ahí la diferencia en las encuestas.

En el plano político, Macri se juega su primer intento por llegar a la Casa Rosada mostrándose como el candidato de la tercera vía, fuera del bipartidismo entre radicalismo y peronismo que dominó históricamente la política argentina.

En un escenario de derrota al líder PRO quedará como el principal dirigente de la oposición, siendo Cambiemos la segunda minoría en el Congreso Nacional y con muchos intendentes, y con el manejo de la Provincia de Buenos Aires y la Capital Federal en manos de dos personas de su máxima confianza como son María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta.

Dentro de esa hipotética situación, Macri debería lidiar principalmente con el radicalismo para no perder protagonismo, pero seguiría siendo el dirigente que propone un nuevo espacio político que busca aglutinar radicales, peronistas, e independientes.

Por su lado, Daniel Scioli está proporcialmente a la inversa que su contrincante. El candidato del kirchnerismo está con menos chances para ganar según las encuestas pero tiene más para perder si no gana la elección.

En el plano político, Scioli se juega a todo o nada. SI gana será el presidente de los argentinos y el líder indiscutido del peronismo nacional, pero si pierde su capital politico se podría reducir al mínimo.

Si gana Macri, el gobernador bonaerense será el gran perdedor, incluso, podría quedar peor parado que la misma presidenta Cristina Fernández. Después de la primera vuelta, Scioli comenzó a implementar cambios en su discurso que lo posicionan en una situación más que incómoda. Critica a Cambiemos pero también se diferencia del kirchnerismo. “Soy distinto” dice él mismo en uno de sus spots.

Se está diferenciando del kirchnerismo puro, de La Cámpora y de Cristina. En caso de derrota, este discurso podría servir de excusa para que la presidenta y el kirchnerismo puro le suelten la mano y deba dar la cara en total soledad.

Pero lo que más pérdida de capital político le generaría a Scioli si no resulta vencedor en el balotaje, es que quedaría completamente relegado del manejo del peronismo. Derrotado, habiendo cambiado su discurso en sólo unas semanas entre la primera y la segunda vuelta, habiendo criticado al kirchnerismo puro (que también es parte del peronismo) y sin la Gobernación de Buenos Aires, Scioli quedaría con muy poco poder.

Sumado esto, en el peronismo ya se respiran aires nuevos y comienzan a escucharse nuevos nombres para manejarlo. Juan Manuel Urtubey, Sergio Urribarri y el mismo Sergio Massa quieren reconstruir el peronismo en el post kirchnerismo.

El domingo 22 de noviembre los argentinos vamos a decidir para que lado la balanza se inclinará, y Macri y Scioli dependerán de ello. Y nosotros también.

Comments

  1. Marcelo

    Más alla de que los distritos CABA y provincia de buenos aires sean los que aglutinen más personas sería bueno pensar en un país más federal y no olvidarse que hay otras tantas provincias.

Submit a Comment