Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Compras.com

Compras.com
Jime Alcaraz

Internet llegó hace unos veinte años para cambiarnos la vida, qué novedad. La apuesta de ‘ir por más’ es constante. Y todos contentos por cómo nos simplifica la existencia. Una de las funciones que cumple con creces hoy en día es la de permitirnos comprar, y también vender todo tipo de productos y servicios. Si todavía no te sumaste a la movida, mirá todo lo que podés hacer.

  • Mercado Libre fue probablemente una de las primeras aplicaciones que permitió al usuario adquirir un algo que por diversas causas no lo tenía al alcance de la mano. O sí, pero prefería la comodidad del click del mouse a tener que ir a buscarlo. ¿Cómo funciona? Te registrás, tipeás en el buscador lo que andás buscando y le dás ‘enter’. Vas a encontrarte con un abanico de opciones, además de pestañas que dicen: precios, lugares, modalidades de pago, envíos. Cuando encuentres lo deseado, vas y lo comprás. Sencillo, ¿no? Consejos útiles: chequeá la reputación y veracidad del vendedor (podés entrar en su perfil), mirá qué posibilidades de abonarlo te da (tarjeta, efectivo), los bancos con los que podés pagar en cuotas, y también los costos de envío si querés que te llegue a tu casa. Si no, vas y lo buscás donde te diga tu vendedor, o también en las sucursales de correo, que hay en varios puntos de la Ciudad, la Provincia, el país.

Si querés vender, te armás un perfil también: subís fotos copadas sobre el producto, ponés el precio que mejor te parezca, redactás una pequeña descripción para contar de qué va y elegís la modalidad de cobro. Luego, a esperar a los ofertantes. Tené en cuenta que si es algo usado, las pretensiones en cuanto a precio por lo general disminuyen.

En cualquiera de los perfiles en los que te estés, vas a ver una sección de ‘preguntas y respuestas‘: ahí vas a podés interactuar con los demás usuarios o ver cómo se comunican otros.

Una vez que la compra/venta esté hecha, podés calificar la transacción, y si te olvidás, desde la página te van a pedir que sumes tu comentario.

En el ámbito nacional, hay algunas firmas de los últimos años, como OLX y AlaMaula, que funcionan con una mecánica como la de Mercado Libre.

A nivel internacional, AmazonAliexpress y EBay son de las preferidas, porque podés conseguir de todo. Pagás en valor dólar y esperás a que tu producto te llegue. Acá un poco más de paciencia, hay que tener en cuenta la demora ante el envío y la burocracia que esto genera.

  • Compras de super: quién hubiera pensado que íbamos a poder llenar nuestro changuito de manera virtual. Las grandes cadenas de supermercados te permiten comprar desde su sitio de internet. Lo pagás y te lo envían. Una genialidad para quienes quieren evitar las casi siempre hordas de gente o las colas interminables y tediosas, aun en las cajas rápidas. Dato: no hace falta registrarse para adquirir, podés entrar como ‘invitado’. Ah, y los llamados ‘precios cuidados’ no se incluyen en este campo. Jumbo, Disco y Carrefour, las tres cadenas están incluidas.
  • Marcas: firmas de distintos rubros habilitaron la compra en la web como opción. Y sabemos lo cómodo que es. Hay muchas que se sustentan con esta modalidad, como las que ofrecen productos (indumentaria, maquillaje, electrodomésticos, viajes) y servicios (trabajos en el hogar, alarmas, alquileres). Algunos ejemplos: Avenida.com.ar y Dafiti.com.ar.
  • Grupos de Facebook: otra posibilidad de compra/venta a través de los grupos que circulan en la red social. Si no encontrás el tuyo, podés armar uno.

Una nueva razón para adorar las facilidades de internet y hacer sin tener más que mover tu mano sobre el mouse y darle click a lo que te guste.

 

Submit a Comment