Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Flow, un paso más cerca de la felicidad

Flow, un paso más cerca de la felicidad
Gabriel D'Angelo

Ser feliz, una de las máximas de la vida. Encontrar la felicidad en cada paso que damos, disfrutar de nuestros días, reir. Pero a veces alcanzar ese estado de ánimo no es tan fácil o no sabemos cómo hacerlo.

Según la ciencia, nuestra felicidad depende en un 50% de nuestra carga genética, un 10% de nuestros bienes, y un 40% de nuestras vivencias. Y en este último grupo es donde más espacio tenemos para encontrarla. ¿Por qué? porque es donde nosotros nos enriquecemos con lo que vivimos en el día a día.

Ahí se nos abre un abanico inmenso de oportunidades y es ahí donde nosotros tenemos que buscar lo que en psicología se llama “flow” (flujo).

Según el creador de este término, “flow es la sinergia de los diferentes estados de conciencia en los que te gustaría quedarte para siempre porque te sientes realizado haciendo algo que puedes hacer bien, y observas ocurrir y sientes que nada más importa“.

Tener objetivos claros en el momento, como cantar o tocar un instrumento y podés sentir que lo hiciste bien. Las personas en ese estado sienten que tienen el control, olvidan sus problemas de manera que el concepto de ‘yo’ que cargamos en el día a día desaparecen“, continúa Mihály Csíkszentmihályi, fundador del término.

De esta manera, logramos “evolucionar un sentimiento de que vale la pena vivir”.

Flow puede ser cualquier actividad que te haga bien, tocar un instrumento, leer un libro, salir a correr, escuchar la música que más te gusta, o cocinar en un restaurant de comida rápida, como se puede ver en el documental “Happy” de Netflix.

Encontrar más de estos momentos nos permitirá ser más felices, porque más flow es más felciidad.

Comments

Submit a Comment