Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Happn, la vida después de Tinder

Happn, la vida después de Tinder
Jime Alcaraz

Salgo, no encuentro candidato. Voy a una fiesta, nadie me interesa. Tengo el sueño peliculero de encontrarme con el amor de mi vida en el ascensor, pero no se me da. Bueno, probemos otras opciones…somos de la generación de la comunicación virtual, exploremos las redes sociales masivas. No tengo éxito. Entonces, démosle una vuelta de rosca al asunto: Tinder, sugiere una amiga. Y otra redobla la apuesta: la que va hoy es Happn. Ok, manos a la obra.

Si con Tinder, justamente, no tuviste suerte o no te gustó nadie, quizá por esta modalidad de que él/ella y vos tienen que darle ‘me gusta’ a tu foto y viceversa, con Happn la experiencia es otra: si te acabás de cruzar con alguien que te gustó, conociste a una persona que creés puede ser especial o simplemente estás compartiendo un espacio, como puede ser un bar o un recital, tenés la chance de entrar en contacto con ese otro: la condición, nuevamente, es que en ambos se den ‘like’ en la foto.

Tranquila/o si esta primera opción no funciona, por la causa que sea. También podés enviarle un saludo o una canción, a través de Spotify. Una propuesta integrada, y encima, re copada.

Dato importante: para coincidir y pensar en un futuro encuentro o cita, las dos personas tienen que tener descargada la app. La buena noticia: funciona para usuarios de Apple, Android Windows. Encontrá más info en: www.happn.com/es.

Si sos tímido/a, te cansaste de ver gente y no encontrar a ese alguien especial, esta es una buena chance. Y con yapa: todo parte de lo que es una extensión de nuestra mano: el teléfono. Adelante, que en la Argentina ya somos (sí, estoy ‘in’) 200.000 y cuatro millones en todo el mundo.

Foto: página en español de Happn.

Submit a Comment