Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

¿Por qué deberías empezar a meditar?

¿Por qué deberías empezar a meditar?
Juli Cecere

Imaginate poder tomate 5 minutos del día para vos, para frenar todo, para respirar, y apreciar. Nunca es tarde para empezar a meditar. De hecho, es fácil, porque no requiere inversión, ni ir a un lugar especifico, ni experiencia, solo se necesita voluntad y constancia; ambas claves para el éxito.

La voluntad de empezar a meditar

Sentate en el piso, apaga el celular- o modo silencio-, y la luz, préndete una vela – un sahumerio, o algún aroma que te guste – y busca una buena playlist de música. Ahora sí, ya estás listo para empezar a meditar.

Cualquiera que haya intentado empezar a meditar se va a sentir identificado con esta excelente escena de “Comer, Rezar, y Amar”, porque es tal cual:

 

 

La constancia en meditación

Meditar, meditar y meditar. 5 minutos al día por la mañana todos los días, o por la tarde o noche, es indistinto al comenzar. La constancia, un poco nuestra enemiga, tiene que prevalecer. El desafío es convertir esta práctica en un hábito.

La finalidad de esta práctica es sentirse más liviano y relajado, ideal para  “quitarse el día de encima” y liberarse de la mente. Debo admitir que la primera vez que me recomendaron empezar a meditar dude y mi pregunta casi inmediata – y seguramente la de ustedes también – fue  ¿cómo pongo la mente en blanco y la libero de pensamientos?

Una terapista muy sabia me respondió “no hace falta vaciar la mente, en un recipiente vacío pueden entrar cosas que no queremos”. Naturalmente tenía razón. Había empezado a meditar y la constancia me abandonó.

Hace poco retome con meditación y me invadió la misma duda, ¿qué hago con la mente? Otra mujer, igual de sabia que la anterior, me contesto “los pensamientos van a aparecer pero hay que dejarlos pasar”. Y finalmente entendí. Empezar a meditar no es mente en blanco; es disciplina, porque la cabeza va a seguir trabajando, pero el que medita tiene que soltar.

Soltar todo eso que hay arriba de nuestro cuello y viene cual caballo galopando. Soltar todo aquello de lo que somos un poco esclavos. Empezar a meditar requiere constancia, disciplina y voluntad, es conectarse con uno, con el presente, y la respiración.

 

Comments

Submit a Comment