Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Presente: aquí y ahora

Presente: aquí y ahora
Guada del Valle Virasoro

Constantemente pensamos en nuestros próximos planes, objetivos, metas, viajes. En lo que nos gustaría hacer, con quién nos gustaría estar o el trabajo que soñamos tener. A veces, incluso, nos atormenta pensar si estamos haciendo lo que verdaderamente nos gusta o nos quejamos por todo lo que tenemos pendiente por hacer, pero, ¿vivimos el presente?.

Es increíble y real cómo gran parte de nuestras vidas pensamos en el futuro, en lo que será o podría ser, en lo que no fue, en las cosas que no podemos cambiar, en lo que no podemos tener y pasan los días, meses, años… y nos olvidamos de vivir en los momentos, en el ahora, en el presente. Parecería ser que andamos por la vida, de paso, incluso sin ser conscientes del aquí y del ahora.

Ahora bien, cuando pasan esas crisis importantes, que nos marcan, que generan un antes y un después, que nos transforman y nos hacen renacer, como la pérdida de un ser querido, la enfermedad, una ruptura, un proyecto que se derrumba… ahí, precisamente ahí en ese instante, el mundo se detiene frente a nosotros, sentimos esa tristeza, vivimos ese dolor, estamos en ese momento, en esos pensamientos y lo transitamos, estamos en ese presente, vivos, conscientes.

¿Por qué no vivir y estar presentes en los pequeños momentos de la vida, en el aquí y ahora? Como levantarse a la mañana y lavarse los dientes, caminar al trabajo, escuchar música o almorzar con un amigo. Esos son los pequeños momentos que, últimamente, se viven “de paso”, automáticos, dados por hecho.

“Date cuenta profundamente de que el momento presente es todo lo que tienes. Haz del Ahora el enfoque principal de tu vida”. Eckhart Tolle

Te propongo mañana, empezar a vivir y sentir cada momento del día, agradeciendo en primer lugar por estar vivos, por respirar, por poder caminar, hablar, ver, oler, sentir. No dés nada por hecho. Levantate y percibí cada musculo de tu cuerpo, bañate e intentá estar presente en cada instante, en cada movimiento, en cada sentido. Cuando vayas al trabajo, en subte, tren, colectivo, caminando, hacé el esfuerzo por vivir ese momento, aprecialo, sentilo de verdad. No dejes que los pensamientos te distraigan con lo que tenés que hacer mañana, el e-mail que no mandaste o lo que no llegaste a hacer el fin de semana. Concentrate en el aquí y ahora porque en definitiva, la vida son momentos: pequeños, grandes, lindos, no tan lindos, fuertes, impactantes, tristes, alegres, eso es el presente, tu presente.

Vivir y estar, realmente estar, en cada momento es aprovechar cada instante y ser conscientes que en definitiva lo que fue, ya pasó, lo que puede llegar ser es cosa del futuro pero el presente, el aquí y ahora, es tú momento, tu vida, y vos sos dueño de cada segundo. Una vez más, no cometas el error de darlo por hecho. Carpe Diem, aprovecha el día, no confíes en el mañana.

Submit a Comment