Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Ser polista por un día

Ser polista por un día
Guada del Valle Virasoro

Día de campo, asado argentino y aprendizaje de uno de los deportes más exclusivos de la Argentina, el polo.

Si sos extranjero- o incluso local- y estás con ganas de hacer algo distinto, divertido y auténtico en Buenos Aires, ésta es una propuesta que no te podés perder: ser jugador de polo por un día.

Argentina Polo Day es uno de los tantos organizadores de este tipo de programas. El encuentro comienza en La Carona Polo Club, ubicado cerca de Capilla del Señor, a 68 km de Buenos Aires. Este club cuenta con fácil acceso, tiene extensas hectáreas, dos canchas de polo, pileta y deck, palenques y alojamiento. El día de campo empieza con una charla técnica sobre las reglas del juego, los caballos de polo, las líneas de sangre (cómo se los entrena, cuál es su equipamiento y cuáles son las distintas técnicas de taqueo), mientras se degustan unas riquísimas empanadas de carne y vino argentino.

Luego sigue una de las partes más entretenidas, la posibilidad de presenciar un partido de polo de cuatro chukkers (tiempos del partido) jugado por polistas profesionales. Exclusivo para vos, en medio del campo, vas a poder vivir una experiencia única de ver un partido y participar como espectador. Más tarde, se enseña a los participantes a taquear realizando una competencia como si cada uno fuera el mismo caballo. Un toque divertido, descontracturado y entretenido. Antes del último chukker, se puede observar el palenque donde están los caballos que jugaron el partido y ver cómo es su tratamiento post juego.

El día continúa, en especial para los paladares carnívoros, con un asado tradicional argentino, que incluye el clásico choripán, distintos cortes de carne, acompañado por ensaladas, vegetales a la parrilla y el sabor del vino argentino. Después del almuerzo, llega el momento de ser partícipes en primera persona: previa charla de seguridad y técnica, se puede jugar un mini partido de polo. Con todo el equipamiento, tacos profesionales, casco y camiseta puesta, viví la experiencia. Te aseguro, va a ser inolvidable ser polista por un día. Todo lo aprendido vas a poder aplicarlo en este partido y sentirte jugador profesional por un momento.

Submit a Comment