Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Una mirada oriental

Una mirada oriental
Juli Cecere

Propongo un pequeño acercamiento a esa otra parte del mundo de culturas milenarias, ojos oscuros, carne de todo animalito de cuatro patas y lenguaje estilo jeroglífico. A partir de tres libros, quiero trazar un asomo a Oriente, propongo una mirada oriental de la mano de las letras.

Yo Soy Malala. Editado en 2013, narra la historia en primera persona de Malala Yousafzai, una niña pakistaní que en 2012, cuando volvía de la escuela, fue ataca por Talibanes. Le pegaron un tiro en la cabeza. Fue trasladada a un Hospital de Birmingham, en Reino Unido, para su recuperación, y sobrevivió para contarlo. A partir de ese momento, la noticia dio vuelta al mundo, y se convirtió en un ejemplo de lucha.

En 2014, ganó el Premio Nobel de la Paz por su mensaje de compasión. Malala, se presenta como una luchadora, defendiendo la educación femenina, e incluso, sigue siendo fiel a su religión, el Islam, a pesar de haber sido atacada por un grupo extremista.

El libro es desgarrador y presenta una mirada oriental, escalofriante de la realidad que vivió en Pakistán. Imperdible para entender un poco más a Oriente.

Cometas en el cielo. El libro de Khaled Hosseini, editado en 2003, se convirtió en un clásico contemporáneo vendiendo millones de copias en todo el mundo. Es que no es para menos, porque allí, en esas más de trescientas páginas, vamos reviviendo las vidas de Amir y Hassan, en Kabul, a través del paso de los años. Su cultura, sus decisiones de vida, su fortuna o desgracia, según el momento espacio-temporal en el que le tocó nacer; todo eso junto la hacen una historia alucinante.

Hosseini, quién es afgano-estadounidense al igual que Malala, levanta la bandera del Islam pacífico, no de esos que aparece en las noticias.

Kafka en la orilla. La novela fue escrita por el multipremiado escritor japonés Haruki Murakami. Editado en 2002- y según el New York Times, la mejor novela de ese año- cuenta la historia de sus dos protagonistas: Kafka y Nakata. Ambas almas irán entrelazándose. Es un libro contundente, que hasta se le puede dar varias interpretaciones, cargado de sentimientos y profundidad. Una obra que nos plantea la vida en Japón, proponiéndonos una mirada oriental.

Mediante estas tres obras podemos entender, ponernos en la piel y en los huesos de personas reales y ficticias, a miles de kilómetros, y decenas de mares, montañas, idiomas y climas de distancia. Porque Yo soy Malala, Cometas en el Cielo y Kafka en la Orilla son herramientas útiles para sumar una mirada oriental a la vida.

Submit a Comment